C/ Mandri 38, Entresuelo 2
08022 Barcelona
Lunes a Jueves de 9-14 y de 16-19:30
Viernes de 9 a 14:30

Ruth Caballé

Responsable del área de Familia y Sucesiones, en especial, del Derecho Matrimonial, y de planificación personal y familiar.

Obtuvo su Licenciatura y Máster en Derecho en la Escuela de Administración y Dirección de Empresas (ESADE).

Inició su carrera profesional en LEYSTERS, Abogados y Asesores Tributarios, en el área civil-procesal, etapa en la que se fraguó y orientó su interés por el Derecho de famiIia y sucesiones. Desde entonces ha cursado distintos Postgrados y Másters especializados en dicho ámbito del derecho (Mediación Familiar, Nulidad eclesiástica, separaciones y divorcios, infancia, Protección de la persona y adopción) y distintos cursos en materia de sucesiones.

Posteriormente, fundó el despacho CABALLE ESTELLÉS, Abogados Familia y Sucesiones Barcelona, en el que actualmente ejerce como Abogada y Mediadora familiar.

Es miembro de la Societat Catalana d´Advocats de Família (SCAF).

Su formación y trayectoria profesional está plenamente enfocada a la resolución de crisis familiares, tanto en vía amistosa como contenciosa.

Dentro de esta área de especialización ofrece asesoramiento personalizado en materia de separaciones y divorcios, rupturas de pareja de hecho, menores, incapacidades, adopciones, reclamación e impugnación de paternidad, división de la cosa común y liquidación de régimen económico matrimonial.

En calidad de Abogada, Ruth Caballé Estellés, ha logrado a lo largo de su trayectoria profesional diversos éxitos judiciales consistentes en la consecución de resoluciones estimatorias de la custodia compartida, así como custodias exclusivas en función de las pretensiones del cliente. Para ello, se parte de la premisa que es necesaria la concurrencia de circunstancias que hagan viable un tipo u otra de custodia, y que proteja adecuadamente los intereses de las partes, y en especial, el de los hijos menores

Apuesta firmemente por valorar y agotar todas las posibles alternativas de resolución previas a la vía litigiosa, optando siempre por la solución más eficaz y económica, en pro de los intereses de la familia.